Gente muy rara

10/04/2013

EABE es un encuentro de docentes al que nos sumamos gentes de mal vivir para ver si se nos pega algo de bueno. Hay un pacto de silencio en torno a qué es y qué no es el EABE y yo, al igual que varios cientos de personas que lo saben, lo respeto y me callo lo que sé, que es mucho. Por eso no voy a desvelar qué es el EABE, pero mientras me guardo eso, no me quedo tranquilo si no cuento lo que a mí de verdad me preocupa.

 Los docentes son gente muy rara, es lo menos que se puede decir de ellos.

 Por ejemplo, en situaciones difíciles como una guerra, un desastre natural o en medio de la pobreza extrema, siempre te encuentras docentes que se organizan para que la vida siga su curso, para mantener arriba la dignidad de las personas y hacer que la gente siga encontrando razones para vivir. Decimos que el cole está anticuado, etc., pero después del tsunami del Índico, la vuelta al cole se consideró un indicador de la vuelta de la esperanza. No la venta de coches o la actividad en bolsa: la vuelta al cole.

Los docentes son como esos médicos que en las películas se meten como si nada en una sala llena de enfermos supercontagiosos y salen sanos y salvos. Los ves y dices: no puede ser verdad. Pero es verdad. Hay una diferencia grande con los médicos, y es que los docentes tienen salas llenas de niños que lo único que saben contagiar es alegría. Hay que reconocer que es una ventaja. El caso es que a los docentes los virus y los malos bichos les vienen de otras partes.

 En nuestra vida de ahora, sin misiles ni tsunamis (por el momento) los docentes, los buenos, los que se encuentran en sitios como EABE, se organizan no sólo para compensar las ayudas que están quitando para atender a niños con discapacidades y con problemas de todo tipo. Se organizan para crear en su aula un clima de entusiasmo por el aprendizaje y no dejan de darle vueltas a la cabeza para ver cómo hacer mejor las cosas, porque eso lo tienen en el código genético: son muy modestos, los condenaos. Agarran un ordenador o una tableta y te hacen virguerías, pero todo esto como si nada. De hecho, saben hacer que los quieran cientos de niños y que se acuerden de ellos con todo el cariño toda su vida, y van por la calle como si eso no tuviera importancia. A veces les ponen ministros o gente así que dice verdaderas sandeces sobre ellos, pero son muy inteligentes y no hacen caso. Tienen un poder inmenso, pero su máxima demostración de poder consiste, precisamente, en no utilizarlo. Toma ya.

 Hay otros docentes, pero esos o no vienen a sitios como EABE o, si vienen, se acercan y ¡zas!, quedan como contagiados y empiezan a decir cosas con sentido, o a proponer cosas interesantes. Qué cosa más curiosa. En EABE, por ejemplo, seguro que siempre hay tres o cuatro tontos, pero debe ser que en contacto con la masa, se hacen listos.  A veces, hasta simpáticos.

EABE no tiene organizadores. Tiene comandos. Un comando es un grupo pequeño de gente muy despistada, que se compromete a organizar EABE pensando que tal cosa es posible. Es como decir: vale, venid los seis mil a casa y os preparo unas ortiguillas. Y van, vienen, y caben y se comen sus ortiguillas y se van tan contentos. Nadie sabe cómo ha sido, pero ha sido. En la próxima edición de la biblia lo van a poner, junto a los panes y los peces, para que se sepa que los milagros no son cosas del pasado.

EABE no se parece en nada a una reunión del G7 o de presidentes de la UE, o cosas así. En esas reuniones sólo se dicen mentiras y tonterías, pero se pone cara y voz de estar diciendo algo superimportante y trascendental. Y eso que van rodeados de traductores, total para no enterarse de nada. En EABE no hay traductores, porque todos hacemos como si entendiésemos el andaluz. Y sólo se dicen cosas importantes, de las que cambian el futuro de la humanidad, pero el tono es como el de la conversación en el puesto de las lechugas.

Hay gente que leerá esto y dirá: “pues no me ha dicho nada”, y esa es la idea. EABE es una reunión secreta disfrazada de convocatoria pública. Tenemos superpoderes y aunque se usan wikis y blogs, nos comunicamos mucho más rápido que eso, a través de procesos virtuales de comunicación cuántica de última generación. Nos comunicamos tan rápido, que cuando alguien va a pensar en algo que decirte, tú ya lo sabías. Es un poco largo de explicar, pero eso lo dejo para otro día.

Anuncios

29 comentarios to “Gente muy rara”


  1. Muy bueno, el comando de Úbeda empieza a actuar…

  2. maarizaperez Says:

    Magistral, amigo, magistral. Shhhhhh!

    • Pedro Sarmiento Says:

      Magistral lo vuestro! Por cierto, el monologuista tuvo que vérselas con auténticos artistas del humor 😉


  3. Qué bueno, Pedro!! Y que el secreto no salga de la red, eh!

  4. jlcastilloch Says:

    Y… Y sí. Una vez que vas a algún EABE ya no puedes dejarlo. Porque además de las emociones, que están muy bien y solo por eso ya merece la pena, es sabes que en algún lugar saltará la chispa, Como tú has dicho muy bien, en una conversación con tono de vender lechugas. Y te llevas a tu aula el lunes cosas que no sospechabas.

    Para mí EABE ya es una deuda que tengo con mi alumnado. Sabiendo lo que voy a aprender no puedo no ir.

    He disfrutado mucho leyéndote, Pedro. 🙂

  5. Pedro Sarmiento Says:

    No me daba tiempo a comentarlo todo, pero tú SÍ que eres raro: sales, dices tres frases y vas y dices que has terminado. Como soy pianista, supongo que sería un experimento científico, ¿no?

    Gracias por disfrutar 😉 El disfrute es mío

  6. jlcastilloch Says:

    XDDDDD Nos vamos conociendo… 😉

  7. Emi Says:

    Jajajajjaa Sois la bomba!!
    Si sentí envidia el finde por no ir, ahora lo has rematao Pedro.
    Genial, sutil, maravilloso!!

    • Pedro Sarmiento Says:

      Pues eso quiere decir que hay que estar atentos a la fecha de EABE14, pero ya que estamos, en plan ambicioso, ¿por qué no pensar que en Madrid y en otros sitios EABE nos puede inspirar para crear nuevos encuentros?


  8. Un post raro, sobre gente rara, en una sociedad secreta organizada en comandos….Esto da “pa” escribir una novela de misterio…XD
    Genial amigo Doktus 😉

  9. Antonio González Says:

    Wert, este y todos los que comentan este post, menos yo, son peligrosos adoctrinadores. Llámalos para el Ministerio. 😄


  10. Que bueno y que ganas de haber estado ahí! He disfrutado leyéndolo!

  11. M Carmen Says:

    Muy bueno!!!
    Saludos de una rara que va a eventos raros, jejejeje


  12. Pedro, que bien escondiste tus dotes de escritor en el grupo de emprendedores….pero ahi amigo, en el EABE14 no cuela… porque tu mismo te has descubierto…
    Maravilloso relato del evento.


  13. ¡ Qué arte tienes! Muchas gracias por todo. Me encantó poder hablar contigo aunque fuera solo un poquito y por tu ayuda en el vídeo de los abuelos.
    (tssss no cuentes nada de estas rarezas maravillosas que seguro que hay alguien que nos quiere hacer normales :-DD)

    • Pedro Sarmiento Says:

      el vídeo de los abuelos te quedó magistral (me refiero al de esos abuelos tan raros que hemos tenido todos) 😉


  14. Jajaja Agradable lectura Pedro! Nos vemos en el 14.


  15. Magistral, Pedro!
    Hace tiempo que sigo el EABE en la distancia (Barcelona), y puedo decir que, aún siendo ‘secreto’, inspira hasta a los que no podemos ir. Cosas del viento y la polinización… ¡Enhorabuena!

    • Pedro Sarmiento Says:

      Pues lo mínimo que hago es animarte a venir al próximo. Muchas gracias a ti.

  16. Ángel García Says:

    Enhorabuena Pedro por tu crónica novelesca de este encuentro de profes raros, locos por una educación fuera de lo habitual. Que envidia sana, me recuerda a algunas jornadas que hemos hecho en Málaga y provincias de profes de E.F., también me recuerda al último congreso de aprendizaje cooperativo en E.F. realizado el pasado verano en Badajoz. Como ves hay locos por todos lados en nuestra entrañable profesión.
    Este tipo de jornadas son un buen estímulo para seguir cambiando cosas en Educación, pues siempre hay margen de mejora y de introduccir novedades . Espero poder asistir al próximo de incógnito,sssssss que no se entere nadie.
    Felicitaciones a los que hacen posible estos encuentros y a los que asisten y se implican para poner en conocimiento de los demás, esas buenas prácticas de nuestros compañeros de viaje.

    • Pedro Sarmiento Says:

      Gracias, Ángel. Una de las cosas que me hace pensar EABE es el machaque psicológico al que nos tiene sometidos la Comunidad de Madrid, donde hay nada menos que 800 centros públicos y parece que estamos escondidos en madrigueras. EABE es toda una inspiración. A ver si salimos del armario pedagógico…

  17. Boris Mir Says:

    Lo visible abarca lo invisible, que escribía Novalis.
    He venido a felicitarte por el post, pero guardo silencio.
    Para que se escuche el sonido de la gratitud.
    Una abrazo, Pedro!

    • Pedro Sarmiento Says:

      Vale, entonces yo también me callo, para no estropear un silencio tan expresivo. Muchas gracias! 😉


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: