Budas y bombas: la clase mágica

07/08/2012

Es fácil encontrar ejemplos en los que la ignorancia desprecia o destruye las cosas más bellas. Un ejemplo es la destrucción a bombazos de las estatuas de Buda en Bamiyán. Estas dos estatuas de decenas de metros de altura con mil seiscientos años de antigüedad cayeron bajo los misiles de los talibanes, que las destruyeron en nombre de sus más preciadas creencias. 

La clase, lugar mágico en el que se produce la expresión profunda de una cultura, se parece a los budas en que puede convertirse de repente en objetivo de la política de la ignorancia. Oigo o leo al ministro de educación y constato su ignorancia, disfrazada de agudeza mental y de defensa de valores elevados.

Nos dice, por ejemplo, que el sistema va a mejorar haciendo más exámenes, de forma que a los millones de exámenes que ya se realizan se sumarán otros millones de exámenes reparadores. Nos dice que formemos como trabajadora responsable a la niña que entra en educación infantil, como si el contrato de S.L. o de S.A. se hubiera convertido de repente en nuestro más sublime ideal de vida.

En cada cosa que dice se trasluce su ignorancia e, igual que los talibanes, desprecia las críticas porque, si de él dependiera, aplicaría su ignorancia al universo entero. Lanzaría misiles, exámenes o contratos a quien se le pusiera por delante y de paso compraría los misiles, los exámenes y los contratos en sus propias fábricas, con el único y desinteresado fin de agilizar el proceso.

Pero los budas pueden más que las bombas y la clase, ese espacio-tiempo mágico, se ríe a cada minuto de la estupidez del ministro como los budas se ríen de la de los talibanes. La clase brilla en toda su complejidad en su hermoso laberinto de significados mientras el político pergeña tonterías y ocurrencias. La clase es eterna y el político es un breve incidente. La clase es grande y el político pequeño. La clase es real y el político es un mal guiñol. La clase vive mientras el político muere.

Que no se te olvide. 

Anuncios

Una respuesta to “Budas y bombas: la clase mágica”

  1. Anónimo Says:

    Gracias Pedro, intentaré no olvidar.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: