Si es fácil, no interesa

02/03/2012

Dice Ivan Illich que no necesitamos la escuela para aprender. Que el único motivo por el que aprendemos en la escuela es que aprendemos allí donde estemos y que si aprendemos en la escuela es porque pasamos tiempo en ella. Dice Feldman que cuando el psicoanálisis demostró que no era posible enseñar, lo que hizo fue, curiosamente, abrir nuevas posibilidades a la renovación de la práctica educativa. Dice Ellsworth que la educación está empeñada en que la alumna/el alumno entiendan, quieran o no, les guste o no, les importe o no, lo que está en el curriculum. Dice Rancière que cuanto más se empeña el maestro en reducir la distancia entre su sabiduría y la ignorancia del alumno, más agranda esa distancia. Dicen maestr@s que conozco que nunca están segur@s de si dan a sus alumn@s capacidad para decidir por sí mism@s o si por el contrario les están haciendo creer que tienen capacidad para decidir.

Si no es fácil, no interesa. La educación no es fácil. Puede ser fácil, para alguna@s, aceptar estas contradicciones y trabajar sabiendo que están ahí. Igual que el bombero no se asusta ante las llamas o la cirujana abre un cuerpo como quien abre una naranja, la maestra sabe que cada vida es una vida y que la clase no es una granja de pollos. Las personas que no asumen fácilmente estas contradicciones tienen dos salidas:  sufrirlas (y sufrir por ello) o negarlas (y hacer sufrir a otros).

María Acaso (@mariaacaso) ha tenido la buena idea de recomendarme el libro Teaching positions (Posiciones en la enseñanza) de Elizabeth Ellsworth. Ellsworth menciona al inicio del libro la experiencia Jane Thompkins, muy descontenta con su experiencia en la escuela. Thompkins es consciente de que su experiencia en la escuela no fue tan mala como la de otros. Incluso le preocupa quejarse, puesto que no le fue tan mal. Le dicen: “No es tan grave, a mucha gente le pasan cosas parecidas o peores”. Thompkins, sin embargo, concluye que precisamente por no ser tan grave es especialmente grave, porque “si tuviera algo real de lo que quejarme, maltratos, golpes, abandono, sería más fácil, pero al no ser así parece como si yo fuera la culpable de tanta infelicidad“.

Ser docente es difícil. Es tener delante a las Jane Thompkins que en el futuro podrían quejarse de no tener cosas concretas de las que quejarse. Al estar frente a ellas se pueden gestionar mejor o peor las contradicciones. Se puede actuar como un bombero sereno o como un bombero asustado. Lo que sería verdaderamente injusto es estar delante de Jane y hacer como si las contradicciones no existiesen: el mundo está en llamas, y hay que acercarse. Si es fácil, no interesa.

Anuncios

3 comentarios to “Si es fácil, no interesa”

  1. lolaurbano Says:

    mencanta… ya no me siento tan mal como esta mañana, que inmersa en un mar de dudas y desengaños, de amor y odio, de ganas de hacer cosas y de jartura divina, me juré a mí misma coger los libros de texto el lunes nada más llegar y no soltarlos nunca más… ahora sé que todo eso que siento es saludable.

    Gracias como siempre, Pedro ;))

  2. Pedro Sarmiento Says:

    pues ya que hablamos de todo un poco, el libro de Elizabeth Ellsworth está traducido y editado por Akal. Se llama Posiciones en la enseñanza y creo que te gustaría leerlo. Gracias por las simpatías y nos eabemos muy pronto 😉


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: