Eduqueison

06/10/2011

Si para mejorar el sistema educativo hubiera que ponerlo en mano de Procter&Gamble, de Nestlé, del Banco de Santander o del Vaticano, yo sería el primero en apoyar la idea, pero no suele ser así, ¿verdad?

La privatización que Esperanza Aguirre promueve en la educación no busca la mejora del sistema educativo, sino la mejora de una pequeña parte del sistema educativo. Los perjudicados en esta privatización son en primera instancia los más vulnerables. En segunda instancia, lo somos todos.

Esperanza Aguirre gestiona un sistema público de educación como si le fuera completamente ajeno, como si le parecieran bien las partidas públicas destinadas a pagar su sueldo, que le parece muy bajo, y no las que pagan el de los profesores, que le parece muy alto.

Creo estar de acuerdo con Esperanza Aguirre en señalar muchas cosas que funcionan muy mal en el sistema educativo, pero su trabajo no consiste en derrumbarlo, sino en gestionarlo mejor, algo para lo que hace falta confiar un poquito más en las administraciones públicas.

Si piensas que es buena idea educar bien a unos pocos para que saquen adelante el país mientras los demás se dedican a cavar zanjas, vota a Esperanza Aguirre, pero luego, cuando te encuentres cavando zanjas, no vengas a quejarte.

Si crees que la caridad es la forma adecuada de enfocar la educación de los vulnerables, vota a Esperanza Aguirre, pero no te quejes cuando el colegio al que va tu hija discapacitada no tenga los medios adecuados.

Si crees que merece la pena confiar en que podemos vivir en un mundo justo, no la votes, porque Esperanza Aguirre cree que la solución a la educación consiste en que cada profesor tenga un jefe, algo que tus profesores probablemente no tuvieron.

Creo que la escuela pública funciona muy mal. Los colegios me parecen cárceles en las que le dicen lo mismo a la misma hora a cientos de miles de niños de la misma edad. Sólo pensar eso me produce escalofríos, pero al igual que creo que las cosas deben mejorar, creo que se pueden empeorar, y en esto último Esperanza Aguirre está demostrando unas habilidades admirables.

Ah, y otra cosa: no estoy pidiendo el voto para Tomás Gómez, esa figura pública que no sabemos lo que hace y que, a juzgar por lo que parece que hace, se merece que le quiten el sueldo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: